miércoles, 20 de septiembre de 2017

Porqué necesitas usar YA aceite de jojoba.

¡Hola a todos del otro lado de las pantallas! Espero que estén bien 😃

Hoy se me ocurrió escribir un post acerca de un producto que uso para casi todo en lo que a cuidado de la piel se refiere (y del pelo). Les voy a contar porqué, sin importar el tipo de piel que tengan, necesitan incluir aceite de jojoba en sus rutinas para antes de ayer. 

Empecemos por el principio. El aceite de jojoba, que se extrae del prensado de las semillas de la planta, no es un aceite en sí, sino una cera líquida. 
Conocido también como “oro líquido” por sus múltiples propiedades, este aceite/cera fue usado por los Aztecas hace miles de años. 
Lo que lo hace tan versátil y útil, es la composición que tiene. Está formado en su mayoría por ceramidas, que son un tipo de lípidos que tienen que ver mucho con la composición de las diferentes capas de la piel en la que también se encuentran ceramidas, al igual que en cabello y uñas. 
También tiene mucha vitamina E, lo que ayuda en la lucha contra los radicales libres y el envejecimiento de la piel. Se usa mucho para prevenir arrugas. 

Dicho esto, les cuento más o menos para qué lo uso yo:
  • Para dar humectación a las áreas secas de la piel. Protege el manto hidrolipídico de la piel y logra que no se deshidrate a través de la pérdida de agua. 
  • Para las zonas grasas de la piel: como es un aceite con tan alto contenido de ceramidas, logra que se reduzca la producción de sebo, porque la piel “cree” que ya tiene sebo suficiente. Es un 10 para pieles grasas porque además, no deja residuo graso remanente si se utiliza como humectante por la noche.
  • En la limpieza del maquillaje: amo remover máscaras de pestañas rebeldes con este aceite. Hasta las waterproof súper resistentes se derriten, y como tiene tanta vitamina E y es útil para combatir arrugas prematuras, lo uso también como contorno de ojos para finalizar. Aparte, a comparación de otros productos, termina siendo baratísimo y súper emoliente para esa zona tan delicada. Y no deja visión borrosa. 
  • Para las estrías. Por lo menos yo, subo y bajo de peso bastante por cuestiones hormonales. Para darle nutrición a la piel y evitar la formación de estrías, este aceite es un indispensable de mi rutina, aunque sea agregándole algunas gotas a una crema corporal o si es posible, puro con un masaje. 
  • En el cuidado del cuero cabelludo: lo uso cuando tengo el cuero cabelludo reseco. Tomo algunas gotas y lo masajeo. No deja residuo, pero en el caso que me pase de cantidad, un lavado con un producto suavecito lo saca enseguida. Y el cuero cabelludo me queda perfecto. También se usa en dermatitis seborreicas y caspa para reducir la cantidad de sebo. 
  • En el cuidado de las uñas y cutículas: es genial para cuando tengo las cutículas muy secas por el frío o algo así. Un masaje con un par de gotas y listo. 
  • Y finalmente, lo uso como aceite vehicular. Como soy fan de la aromaterapia, pero muchos de los aceites esenciales (a excepción del de lavanda y alguno más) no se pueden aplicar directamente sobre la piel, los diluyo en aceite de jojoba y los aplico sobre la piel. La combinación aceite de jojoba + aceite de Tea tree (árbol de té), es buenísima cuando hay brotes de acné. Hace magia. 
Creo que no me olvido nada, igual pueden leer más en internet, porque tiene millones de usos, pero esos son los principales que le doy yo. 
Antes de despedirme, quiero comentarles algo acerca de cómo comprar un aceite de jojoba y no caer en una trampa: el aceite debe estar en un frasco de vidrio, oscuro. El contacto con la luz no es de lo mejor. Debe ser de un color amarillento y no tener aroma. No se vende en cantidades muy grandes (de más de 100 ml) porque no tiene que tener conservantes, y para que no se ponga feo se comercializa en cantidades más pequeñas. Se consigue en farmacias naturistas y dietéticas.

Yo estoy usando el de Madreselva, que reúne todas las características que les conté arriba. Realmente, se usa muy poco, yo lo tengo hace 6 meses más o menos y debo estar por la mitad del envase, que es de 70 ml. 

¿Conocían este producto? ¿Les interesaría probarlo?

¡Cuéntenme en comentarios qué les pareció!
Besos, Maru. 

lunes, 18 de septiembre de 2017

Reseña: Crema facial limpiadora de Nivea.

Hola bellezas, ¿cómo están?
Hoy les traigo una de esas reseñas que no sabía si hacer o no, porque este producto ya fue recontra reseñado y no sabía si mi opinión iba a sumar. Peeeero, como pagamos el dominio del Blog, hay que aprovecharlo y decidí escribirla igual. Capaz que a alguien le sirve. 

A propósito, tengo un montón de productos que salieron hace un montón pero yo colgué con publicarlos por motivos personales (llámense salud, estudios, casamiento, etc). Si les interesa que los reseñe igual, me avisan en comentarios o por Facebook y pongo manos al teclado. 

Bueno, hoy nos convoca la reseña de la crema limpiadora facial de Nivea.

Hace mil años que la tengo, más o menos seis meses. De hecho, con mucho esfuerzo, ya casi se está terminando. 

Qué dice Nivea acerca de este producto? 
  • Limpia tu piel profundamente removiendo impurezas.
  • Protege el balance natural de hidratación de la piel.
  • La delicada fórmula con Eucerit®, Panthenol y el aroma único de NIVEA Creme, ideal para todo tipo de piel.
  • Su fórmula deja la piel suave, limpia y naturalmente hermosa.

Les dejo una muestra de la textura:


Bueno, ahora les cuento qué me pareció a mí. 
  • Es una crema más densa que una emulsión de limpieza. Si la usaba para retirar el maquillaje, contrariamente a lo que pensaba en un principio, tuve que usar mucha más cantidad de producto que con otro producto de limpieza.
  • La piel no queda tirante, es cierto, pero no noté que quedara limpia. Al final de la limpieza, sentía como una película sobre el rostro, y eso que yo tengo piel de normal a seca, pero me quedaba pesada y oleosa. 
  • No retira bien el maquillaje, ni la máscara a prueba de agua como promete el envase. Incluso probé usándola más de una vez para retirar productos pero no me parece lo mejor hacer tres o cuatro lavados de la piel facial para sacar maquillaje. 
  • En lo que sí puedo decir mucho, es que me dio el peor brote de acné que tuve en mucho tiempo. Justito antes del casamiento me broté todo el cuello, escote y rostro. Mucha Clindamicina y Tea Tree Oil después, casi casi que lo mejoré. 
  • Como a mí no me sirvió, se lo pasé a mi esposo -que raro que se siente no escribir mas "mi novio" jaja- para que la probara (piel más gruesa, que solamente necesita una limpieza suave). A él tampoco le sirvió y en sus propias palabras "no limpia nada" y sintió la misma película grasa que yo al final de la limpieza. 
  • Comprendo que quieran incluirla dentro de la línea Nivea, pero el perfume que tiene es medio excesivo. Quizás pueda llegar a molestar a alguna, así que es algo a tener en cuenta. 
Les dejo los ingredientes:
Demasiados aceites (minerales), emulsionantes, derivados del aceite de palma y perfumes como para que limpie en verdad. Ahora entiendo porqué deja esa película grasa en la piel. 

Me acabo de fijar el precio y roza los $95 (cerca de los 6 doláres). No está dentro de los productos "caros", pero definitivamente es un producto que yo no volvería a comprar. Prefiero mil veces más la leche limpiadora de la misma marca. 
Ojo, que cada piel es un mundo. Pero habiéndolo probado en dos tipos de piel diferentes, no volvería a probarlo. Se que voy medio contra la corriente porque es un producto que muchas amaron, pero la verdad es que no me gustó ni un poquito y este no es el lugar para mentirles. 

Espero que esta reseña les haya servido, y como dije antes, si alguien quiere que reseñe el montón de productos que tengo hace mucho, me lo dejan saber y yo lo hago :)

Un beso enorme a todos, y que tengan linda semana!

Maru.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Te cuento un poquito sobre mi boda. ❤

Hola corazones, que alegría poder estar escribiéndoles nuevamente!
Han sido muchos días de tener que dedicarme a otras cosas y no podía hacerme un ratito para pasar por acá, y la verdad es que extrañaba horrores escribir en mi rincón.
Hace algunos meses les contaba cómo preparé mi casamiento (que fue en Mayo), pero nunca llegué a contarles cómo fue esa semana! 
Así que hoy, y como para retomar la rutina, les cuento algo de mi boda. 
Háganse un tecito o algo rico para tomar que viene para largo!

Arranquemos por el principio: mi casamiento fue en otoño, de noche y me casé por Civil y por Iglesia (un miércoles y un sábado respectivamente). 
Hicimos la fiesta en un lugar bajo techo por miedo a las bajas temperaturas (y menos mal que así lo hicimos porque hizo frío y hubo 98% de humedad, aunque estuve tan nerviosa que no me dí ni cuenta!). 
Casi todo lo hicimos a puro pulmón y con mucho cariño porque queríamos que la boda tuviera ese sello personal que le das a las cosas cuando las hacés con amor. Así que desde las tarjetas hasta el adorno de la torta, todo pasó por nuestra cuenta, lo que conlleva mucho cansancio y esfuerzo, pero valió la pena al mil por ciento. 
Elegimos hacer unas tarjetas informales y después de pasar algunas horas con Corel, salió esto. Las imprimimos en lo de un amigo que tiene impresora láser y elegimos los sobres en una librería. Quisimos ambientar todo en colores crudos y azul marino, así que las tarjetas ya salieron con esos tonos. 
El tema de la vestimenta fue a pedido de los invitados que necesitaban saber que era necesario que se pusieran. Lo agregamos en una tarjeta chiquita para que no tuvieran que llevar la grande a la fiesta y la pudieran llevar en la billetera o en esas carteras mini de fiesta donde el celular no cabe nunca. 
Desde el vamos, en lo que más queríamos invertir era en los recuerdos, así que las fotos y el video eran primordiales. 
Hicimos muchos "castings" de profesionales hasta que encontramos los que mejor nos habían caído y los que tenían el mejor trabajo a nuestro parecer. Acá les doy el primer consejo, busquen hasta el cansancio pero vean todas las opciones que puedan porque eso es lo que va a quedarles. En diez años nadie se acuerda si de entrada cenaron canapés de ciruelas, pero ustedes pueden seguir mirando las fotos y acordándose de ese maravilloso día. 
Bueno, retomo. Revisamos fotos y videos de mucha gente hasta que encontramos "el equipo". Antes de eso, vimos de todo. Desde fotógrafos de dudosa calidad que nos cobraban $1500 y entregaban 300 fotos, hasta gente de video que lo único que podía ofrecernos eran 20 minutos "como mucho" entre todo (civil, preparativos de iglesia, iglesia y fiesta). Una vez que los encontramos decidimos sumarle a todo ese paquete una sesión de fotos previas para usar esas imágenes en lugares como cerca de la torta, o en los souvenires, y también las pusimos a los costados de la mesa principal para ambientar un poco más. 
Hablando de la ambientación de la fiesta, elegimos como "tema" usar Up! (la película de Disney, si!). Cada vez que la veo me parece la historia de amor más real y sincera que Disney ha contado en 10 minutos. A las/os que todavía no la vieron, solamente les dejo unos minutos iniciales para que se puedan ubicar un poco más: 
-Advertencia, es triste!-

Bueno, arranquemos por el civil y voy contándoles por pasos porque sino me voy a olvidar de algo, seguro.
Para la ceremonia civil ya sabía qué me quería poner desde el día posterior al compromiso (casi un año y medio antes de la boda). Elegí un vestido azul marino tipo Pin Up con falda plato, escote bote y escote en V en la espalda. Le agregué una faja con perlitas que le bordé y lo llevé con stilletos nude. 
El ramo lo hice la noche anterior, tardé 10 minutos y salió esto:
El tema del ramo fue complicado porque no encontré a nadie que quisiera hacérmelo y traerlo hasta mi casa el día de la fiesta (coincidamos en que yo no quería salir a hacer muchas cosas ese día para no llegar cansada a la noche). Así que terminé haciendo el del civil yo, y el de la iglesia me lo armó mi mamá una hora antes de la ceremonia. Fue muy lindo porque yo armé su ramo cuando se casó y ahora ella armó el mío 😊.

Las flores, para aquellas que estén en la duda, llegaron desde dos lugares distintos. Las del civil, fueron un regalo de Rodrigo en un tremendo ramo el día anterior y las de la iglesia y la fiesta las fue a buscar mi mamá al mercado de flores. Así que por mucho, mucho menos dinero del que me pedían por los dos ramitos, terminé consiguiendo tres ramos (civil, iglesia y el que tiré en la fiesta) y toda la ambientación de la fiesta. 
Para que se den una idea, mi casa el día anterior al casamiento, estaba así: 

El civil fue maravilloso. Nos tocó una jueza divina que me hizo lagrimear un montón y dejó hablar a familiares y amigos. Nos acompañó mucha gente y terminé con arroz hasta en las orejas, pero valió la alegría y la pena, todo junto. 
Hicimos unas bolsitas de papel en las que imprimimos nuestros nombres y la fecha, y adentro les pusimos arroz y unos pompones rojos de fieltro para que le dieran color a las fotos. No elegimos pétalos para que no mancharan la ropa. 
Como nota de color, les cuento que me levanté, me maquillé en 15 minutos (si, me maquillé yo para la iglesia y el civil, que me maquillara una colega me daba una cuota extra de nervios, porque me iba a terminar metiendo demasiado en el trabajo de otra persona y no quería. No hice prueba de ninguno de los dos maquillajes porque no hubo tiempo pero quedaron impecables. En casa de herrero, cuchillo de palo!) y me fui a la peluquería donde me encontré con una amiga del alma que fue mi testigo. Nos preparamos juntas, lloramos, nos reímos, me cambié y cuando llegó el momento del labial me dí cuenta de que me lo había olvidado arriba de la mesa de mi casa! El horror!  Por suerte las chicas de la pelu me salvaron y me prestaron dos tonos, los mezclé y voilá! Tono perfecto. 
Luego de la ceremonia y el arroz, encaramos de La Plata para Capital (56 kms) y almorzamos con testigos y padres. Para volver, quedamos en medio de una manifestación y tardamos cuatro horas en llegar a casa. Pero estaba tan contenta que no me importaba. 
El miércoles nos habíamos casado por Civil y el jueves, tocaban los Caligaris en La Plata. Es una banda que me encanta, así que allá fuimos. Salté y me divertí muchísimo. Terminé rota porque la última semana fue caótica, pero estuvo genial.
El viernes, entregamos las cosas del salón para la ambientación, probamos videos (hicimos dos para pasar durante la fiesta, uno con fotos, típico, con amigos y familiares, y otro donde les contamos a los invitados cómo nos habíamos conocido). También terminé los souvenires (que fueron suculentas de mi colección personal), terminé una parte del cotillón, los números de las mesas, los centros de mesa, la bata que usé para prepararme (me gusta mucho coser y hacer una bata me llevó $80 y 30 minutos, y la terminé en la peluquería mientras me peinaban), elegimos canciones y ya nos fuimos a acostar para arrancar el sábado dichoso. 
Madre tejió al crochet las cintas de los souvenires e imprimimos las tarjetas en el mismo papel de las invitaciones pero con tinta negra. Algunos de los souvenires que me sobraron ya están en floración :) 
La dichosa bata de novia.
Y así me quedaron los souvenires :)
Día de la boda:
A eso de las 10am vinieron a casa a dejarme el video del salón y yo me preparé para ir a la peluquería. Me dí una ducha, exfolié mi piel, puse hidratante y salí. Me esperaban 4 horas de peluquería para lograr que mi pelo super lacio y largo quedara armadito en un recogido de princesa Disney. Dos envases de fijador, secador, ruleros, 63 invisibles y mi peluquera de oro lograron que el peinado quedara precioso y se bancara toda la fiesta impecable. 
Les dejo la única foto más o menos "digna" que tengo del peinado en cuestión. 
Yo me preparé en mi casa porque quería estar cómoda y tener todo a mano, y sabía que si me iba a un hotel, algo me iba a olvidar. Quería estar con amigas, con mi mamá, mi hermana, y pasar un rato que no me voy a olvidar en la vida. Esos nervios y cosquillas en la panza de alegría valen para ser compartidos. 
Pero la cuestión fue que tenía 20 minutos para comer algo, y maquillarme antes de que llegaran a hacer fotos y a ponerme el vestido. Así que mi hermana adoptiva me cebó los mates más emocionales de mi vida y me cortó una medialuna en pedacitos para que comiera mientras me maquillaba los ojos. Esas cosas, no me las olvido más. 

Quería tener los ojos maquillados antes de que el fotógrafo llegara porque como no había hecho prueba quizás me costaran un poco más. Al final, en 20 minutos me maquillé, comí, y estaba lista. En el medio mi casa se empezó a llenar de gente y ahí caí en la cuenta de que me estaba por casar! Nervios para regalar tenía jaja. 
Con respecto a las uñas, busqué un montón qué hacerme. No quería francesitas. No las uso nunca y no las iba a usar para casarme. Así que me decanté por un stamping simulando encaje que hice en menos de media hora y después le pedí a una amiga manicura que me pusiera esmalte semipermanente arriba y lámpara. Eso garantizaba que las uñas me duraran impecables desde el Civil hasta la Iglesia y eran un tema menos del que preocuparme. El día anterior al casamiento por Iglesia, mientras hacía los souvenires, se me reventó un pomo de pegamento (La Gotita) en la mano y cayó en mis uñas. Salió perfecto con paciencia y agua caliente y el stamping quedó perfecto. Gloria al esmalte semipermanente! 
Esas fueron mis uñitas el día del civil. El ramo del civil llevaba un corazón de madera escondido al que le puse nuestros nombres y la fecha. Porque Susanita se nace de alma. 

El vestido.
Si habré pensado en este vestido. Acá, cabeza de Susanita, pensaba en el vestido desde los tres años más o menos. Busqué mucho (se los conté en este post). Y al final, un hada madrina logró concretar mi idea.
Fue un vestido de tul de seda con corsage y cola desmontable, todo bordado en cristales, perlas, canutillos y paillettes. Como accesorios, usé una tiara, pulsera y aros con los mismos materiales del vestido. Elegí que fuera en colores de la gama del champagne porque me quedaba mejor que el plateado (tengo subtono de piel amarillo). Por suerte, pude disfrutar de las pruebas y no lo vi terminado hasta el día de la boda. Confiaba mucho en las manos que lo estaban haciendo y verlo colgado fue una sorpresa enorme! 
Mi vestido merengue de tul sin enagua. La cosa de tela más bonita que ví en mi vida.


Así era la espalda y la faja que sostenía la cola desmontable. 
Me cambié, agarré el ramo, el rosario que me prestó la mamá de una amiga (el "algo prestado"), y salí para encontrarme al amor de mi vida en el altar. 
Ese rosario de cristales de roca lo cuidé como oro líquído porque al ser mi "algo prestado" tenía que devolverlo y tiene mucho valor sentimental. Algo usado, los zapatos, que a propósito los usé el día del civil. Algo nuevo, el vestido, y algo azul, un moñito con una rosa de raso que la chica que me hizo el vestido me cosió en el interior. 
Los accesorios:
Y así lucía:


No les puedo explicar como me latía el corazón cuando empezó a sonar la marcha nupcial. Levanté el pie derecho (para empezar el recorrido a una vida nueva bien) y caminé. Los 54 pasos más largos de la historia! Jajaja. 
Fue una ceremonia preciosa, lloré lo necesario y no podría haberla soñado mejor. 
Llegó el puede besar a la novia, los aplausos, las sonrisas de todos, y a festejar!
Elegimos como canción de entrada "Don't stop me now" de Queen porque a los dos nos encanta y cuando la escuchamos dijimos "es esta" por lo que dice la letra. 
Les muestro cosas que hicimos para la fiesta. El objetivo era que los invitados se sintieran cómodos y la pasaran bien, así que de la mano de Pinterest (por favor, si se van a casar, dense una vuelta, pueden sacar mil ideas!), hicimos varias cosas para que nos dejaran mensajitos y tuvieran cartelitos de bienvenida en cada plato al sentarse agradeciéndoles por pasar ese día tan importante con nosotros. 
Hice este cartel para la entrada, compré un cartón negro y lo pinté en diez minutos a mano alzada con acrílico. 

También hicimos estos cartelitos para los platos, así cada uno podía llevarse uno a su casa. 

De Up! hicimos este buzón imitando el de la peli con cartón y algo de enduído y acrílicos de colores para que los invitados nos dejaran su mensaje en lugar de hacer un libro de firmas. Así después podíamos armar el libro con fotos del casamiento y con los mensajitos de la gente.


También hice los silloncitos de la película para la torta. Tienen un significado muy lindo, porque aunque sean distintos, es lo que cada protagonista eligió y a la vez es donde pasan más tiempo juntos. No había mejor cosa para elegir que esos sillones y con ese significado!
Elegí porcelana fría y la base la hice de tergopol para que no pesara en la torta. La torta se la pedí a mi mamá, que hace el mejor budín hamburgués del mundo y quería eso en mi casamiento. 
Nosotros elegimos no hacer lista de regalos en ningún lugar porque ya convivimos hace mucho y tenemos todo, así que dejamos una urna en el salón para que la gente nos dejara si quería, dinero ahí. 
Una amiga me dijo que como urna, usara una caja ciega, como las de votar. Así que la compré en una librería, la forré con la tela que me había sobrado de la faja del civil (acá no se tiró nada, se recicló todo jaja), y le pinté un mensaje con lapicera blanca :) 
No gastamos casi nada en eso, por ahí a alguna le sirve la idea! 
Para la mesa principal, en la que estábamos nosotros dos, elegimos hacer un cartel que dijera "All you need is love" y poner floreros de vidrio decorados con puntillas y flores naturales, algunas velas y todo sobre espejos. No se gasta nada de nada y queda bien si buscan una ambientación sencilla como nosotros. 

Durante la fiesta bailé toda la noche y me pude mover súper bien. Me cambié los zapatos ni bien entré al salón y me puse unas plataformas que me había comprado en Viamo y tenían la misma altura del taco que usé en la Iglesia. No se vieron en ningún momento y la gente me preguntó un montón qué zapatos tenía puestos de la cantidad de horas que bailé y salté.
Otro dato que les quiero aportar, sobre todo a las futuras novias que me lean, es que yo empecé a cuidarme con la comida y a hacer ejercicios para bajar de peso 3 meses antes del día D. Pero, como hicimos casi todo, durante el mes y medio anterior al casamiento, me comí todo lo que pasaba por adelante y encima comí mal (dulces, cosas pesadas, etc), y dejé de moverme porque tenía que hacer cosas del casamiento sentada. Puede sonar increíble, pero así y todo, bajé 7 kilos en el mes anterior a la boda. Tengan esto en cuenta porque tienen que tener a mano una modista de confianza que les pueda retocar la ropa en caso de que el vestido les quede grande. Consejo importante!

En resumen (si esto se puede resumir), fueron los días más hermosos que viví. Si se están por casar, disfruten cada momento. Surgen muchos momentos de cansancio si se involucran tanto como nosotros en los preparativos, pero piensen para qué los están haciendo. Se van a comprometer con la persona que aman frente a la gente que quieren. Pocos momentos lindos como ese se me ocurren.
Yo lo viví a tope, disfruté todo. Después me tomó una semana entera recuperarme, pero definitivamente, me volvería a casar así mil veces más. 
Todo esto no valió la pena, valió la alegría. 💕

Creo que les conté la mayor parte de las cosas, si se me olvida de algo me escriben en comentarios. 

Que lindo se siente estar de vuelta y con algo tan bonito. Espero que les haya gustado el post. 

Un beso enorme a cada una que haya llegado hasta acá, y como siempre les digo, gracias por regalarme un ratito de su tiempo. 

Que tengan linda semana!

Maru. 

domingo, 26 de marzo de 2017

Posts de Novia IV: Como estoy preparando mi piel y consejos para futuras novias! 👸💍💒

Hace mucho que no les contaba cómo estaba con el tema de los preparativos de la boda… y es porque con futuro marido nos dedicamos a hacer otras cosas (mudarnos, organizarnos, trabajar, etc), y de golpe nos dimos cuenta de que nos faltaban 2 meses para casarnos y que tenemos una lista bastante larga de cosas por hacer.
Pero por suerte, tenemos muchos amigos y gente con el corazón bonito que nos quiere ayudar y eso, junto a que estamos viviendo el proceso con alma, vida y corazón, realmente está haciendo de todo este bagaje de preparativos algo que no me voy a olvidar en la vida 😍.

Como soy una persona que tiene una piel horrible (me salen manchas siempre, tengo queloides, mi piel es sensible, tengo problemas hormonales, etc), por más de que estuvimos con otras cosas, yo nunca me dejé de preocupar por cómo podía hacer que ese día mi piel se viera diez puntos. Por eso, le agarré fuerte la mano a mi dermatóloga y agregué, desde octubre hasta ahora, muchos productos a la rutina de siempre.
Por si nunca les conté, o no lo saben, mi fuerte en el maquillaje son las novias. Amo peinar y maquillar novias mucho más de lo que me gustan otras áreas en las que me desenvuelvo.
Pero las novias, usualmente, llegan al día de la boda con la piel hecha pedazos. Porque no durmieron bien, porque no llegaron a cuidarse del sol, porque fuman… la lista es larga! Por suerte se pueden hacer varias cosas, y siempre, en las pruebas de maquillaje, les doy algunos consejos:
  • ¡Agua, agua y más agua! Tomen mínimo 3 litros por día. Eso va a ayudar a mejorar todos los procesos metabólicos del organismo y va a ayudar a depurar la piel de toxinas acumuladas. Se nota a la legua una piel hidratada y una deshidratada. Creánme, si toman agua, en las fotos se van a ver con un brillo muy saludable.
  • Ejercicio: Si pueden, hagan cosas sin impacto, sobre todo las que tienen trastornos circulatorios. Ayuda a mejorar la figura, a la salud cardiovascular y respiratoria, y además, a disminuir el estrés de estos días! Aunque sea caminen 30 minutos por día, usen escaleras en lugar del ascensor, cosas mínimas pero que dan grandes resultados.
  • Utilicen algún sérum con vitamina C. En este post les conté sobre la lista interminable de beneficios que daban este tipo de antioxidantes. Sumarlo a la rutina es un SI rotundo si se quieren ver radiantes en ese día tan especial.
  • Sean prolijas con la rutina de limpieza de la piel. Acá les dejé la que yo hago. Pero son 4 pasos simples para el día (limpieza, tonificación, hidratación y protección solar), y 3 nocturnos (idénticos a los anteriores pero sin protector solar) que les van a cambiar la piel drásticamente para mejor.

Y ahora, sumado a todo eso, les cuento qué estoy usando y/o haciendo yo. Si quieren reseña de algo en particular, no tienen más que pedirla, acá la fiel servidora promete escribir.

·     - Mantengo mi rutina con estos pasos: Lactibón – Tónico descongestivo de Idraet o de Exel (de este les debo reseña) – Hydrapore de Lidherma- Protector solar Neutrógena Sun Fresh 50.
·    - Una vez a la semana hago exfoliación con harina de arroz (tiene muchísimas propiedades, entre ellas, ayuda a combatir las manchas y calma irritaciones). Es barata, se consigue fácil y solo hay que hacer una pastita con agua termal, mineral o tónico y pasarla gentilmente por el rostro. Si quieren post especial, me avisan!
   - Desde octubre, y en forma ininterrumpida estuve usando ácidos: retinoico, mandélico, salicílico y glicólico. 
     Aclaraciones: no me expuse nunca al sol, siempre usé protector solar (aún adentro de mi casa), y fui muy estricta con el uso. Pero la derma me mandó un preparado de mandélico + glicólico + salicílico que me ayudó un montón a tratar pequeños puntos negros de la punta de la nariz y puntos blancos del mentón (y además usé la misma fórmula para aclarar las axilas de la mancha que me quedó de un desodorante infernal que me quemó). Mi verano fue una oda a la exfoliación química. Pero ahora estoy viendo los frutos. 
      El retinoico lo usé para tratar un acné mini que me salió en la frente (me pasa mucho con los cambios hormonales) y fue increíble cómo me emparejó la textura de la piel. Si pueden, hagan una consulta con una cosmiatra o con un derma de confianza que les pueda dar estas herramientas, pero sobre todo que les arme una buena rutina y no que las mire desde atrás del escritorio. Si quieren les cuento más sobre los ácidos y sus usos en otro post!
·  
    - Empecé a usar la Espuma con AHA’s de Liherma para limpiar el cuerpo. Increíble diferencia de hidratación de la piel. Como hidratante usé mi amado Renovage. Resultado: ¡piernas  y brazos con tono parejo!
·    
   - Estoy usando dos mascarillas de Idraet una vez a la semana. La rutina de esa noche sería: Lactibón / Exfolio con harina de arroz / Coloco mascarilla Acno treatment / Enjuago / Coloco mascarilla Descongestiva hidratante/ Enjuago. Piel de bebé es poco. Y limpita limpita.
Les dejo info acerca de las dos mascarillas que nombré, está sacada del vademécum de Idraet. Son de venta sólo a profesionales. Si no son profesionales y las usan, tengan cuidado, sobre todo con la Acno treatment que es más secativa.



Bueno, creo que eso es todo o la mayor parte! Quise sintetizar lo más posible el cuidado que le estoy dando a mi piel. 
Si se están por casar o tienen un día importante, no se olviden de tratar, al menos la piel que se va a ver. Y novias, un consejo especial, cuiden sus codos! Se ven en casi todas las fotos y si están hidratados quedan mucho más bonitos 🙂.


Espero que les sirva o puedan sacar alguna idea. Ya la próxima entrega espero que sea con los preparativos de última hora, pero mucho no quiero contar porque hay gente que me lee y va a la fiesta y espero que se sorprendan! Obviamente que después voy a contarles TODO.

Que tengan una excelente semana, muchas gracias por estar del otro lado.

Besos, Maru.

PD: si quieren saber más sobre algún producto, déjenmelo saber en los comentarios!  





viernes, 24 de febrero de 2017

Conociendo Madreselva.

Buenos días corazones!

Cómo están pasando los días de calor (los que estén de este lado del Ecuador)? En Buenos Aires, por lo menos, está insoportable! Pero le ponemos voluntad, y mientras tomo mates abajo del aire acondicionado les escribo esta entrada.

Hoy les voy a contar sobre una empresa "nuevita" que está creciendo a pasos agigantados y de la que pude probar algunos productos: Madreselva.

Empezando por el principio, les cuento que Madreselva es una empresa que nace en La Plata por el año 2014. La llevan adelante dos hermanas muy interesadas en la cosmética natural, pero sobretodo, interesadas en poder crear productos buenos, y para eso investigan, se forman y aprenden. Y eso, señores, no se ve todos los días.
Básicamente, elaboran lo relacionado a cosmética natural y aceites esenciales (los aceites que tengo se los mostré en este post donde les hablé sobre migraña).
Dicen: “Somos un emprendimiento de la ciudad de La Plata dedicado al diseño, elaboración artesanal y venta de productos de cosmética natural.
Nuestros productos abarcan al Ser integral, en sus aspectos físicos, emocionales y espirituales.
Los elaboramos por la necesidad de cuidarnos a nosotras mismas y a nuestros seres queridos con productos que estén en armonía con la naturaleza y el ser.
Todos están libres de químicos tóxicos y de ingredientes de origen animal, son elaborados por nosotras mismas con ingredientes 100% naturales.”

En resumen, son aptos para veganos! Así que si hay alguien del otro lado vegano, puede consumir sus productos tranquilo J.

Les muestro algunos productos que me mandaron para que pruebe.
Por si andan por primera vez por acá, cabe aclarar que las reseñas las hago con total honestidad. Si algo es malo, se los haré saber, y si es bueno, también!

Acondicionador de Mejorana.
Es un acondicionador bastante pesado, casi como una mascarilla, y asumo que es por los ingredientes que tiene. 
Tengo que decirles lo que más me impresionó ni bien lo ví: no tiene siliconas! Y el sulfato está al final de la lista de ingredientes, así que es bien suavecito si están buscando algo poco corrosivo.
La mejorana tiene muchas propiedades, pero algunas de las más importantes son: ser antiinflamatoria, aliviar dolores y contener vitaminas A y D.
Me resultó buenísimo. Super humectante para el cabello que tenía muy seco. Lo compraría con los ojos cerrados.
Tiene un precio de $175 por 500ml y de $110 por 250 ml. Para mí es económico en base a lo que rinde y a los resultados que obtuve. Mientras lo usé, no tuve que usar mascarillas ni sérums para nutrir al cabello.
Les dejo la lista de ingredientes: agua, aceite de helianthus annuus L. (girasol) orgánico, aceite de cocos nucifera (coco), glicerina vegetal, extracto de equisetum arvense L. (cola de caballo),  extracto de malva sylvestris L. (malva), aceite de origanum mejorana, aceite de santalum album (sándalo mysori), alcohol cetílico, alcohol cetearílico, cetearil sulfato de sodio, ácido cítrico, bórax.

Bruma de limpieza energética.
Estos tipo de producto está hecho en relación a los principios de aromaterapia. Tienen distintas brumas con diferentes propósitos: sueño y relajación, concentración, alegría y la que ahora les cuento, de limpieza energética.
¿Qué dice Madreselva con respecto a este producto?
“Hecho con pino, citronela y eucaliptus. Para despejar el ambiente de vibraciones densas, limpiar y refrescar”.

A ver, no sé si realmente despeja los ambientes de energía negativa, pero sí sé que es efectivo para cuando los ambientes están muy “pesados” y me empieza a doler la cabeza. Por ejemplo, estos días de calor y humedad, era cuestión de utilizarla haciendo un spray o dos y el aire es otro. Refresca mucho, y si tienen migraña como yo, les puede ayudar en esos días malos.
El precio es de $130 los 125ml. En la foto van a ver cuánto la usé desde agosto hasta febrero. Realmente rinde mucho. Recomendada!
Ingredientes: alcohol de cereal, agua, aceite de aceite de Pinus Sylvestris (pino) aceite de Cymbopogon nardus (citronella), aceite de Eucalyptus globulus (eucalipto), aceite de Styrax benzoin (benjuí).

Óleo 33.
Existe de otras marcas, óleo 31 que sirve básicamente para todo. A partir del mismo concepto, Madreselva agrega otros dos aceites esenciales (por eso 33) y hace un aceite esencial multiuso. 
Les dejo su descripción: “Vivificante. Tónico. Antiestrés. Sinérgica combinación de 33 aceites esenciales 100% puros y naturales. Reduce tensiones, dolores musculares y migrañas. Ayuda en casos de mareos y baja presión. Para elevar el bienestar físico y mental de cada día”.

Lo usé principalmente para la migraña y para los bajones de presión que me provoca la ola de calor. Una gotita repartida en cada sien y es mano de santo.
Sale $170, es muy concentrado, así que si lo usan en hornillo pongan poquito!
Me sorprendió porque realmente no le tenía nada de fe. Y me gustó mucho más que el óleo 31.

Les dejo los ingredientes: Benjuí (Styrax benzoi), Cabreuva (Myrocarpus fastigiatus), Cajeput (Melaleuca leucodendron), Canela china (Cynnamonum cassia), Albahaca (Ocymun basilicumum), Cálamo aromático (Acorus calamus), Cardamomo (Ellettaria cardamomun), Carvi (Alcaravea), Coriandro (Coriandrum sativum), Clavo de olor (Eugenia caryophyllata o Syzygium aromaticum), Comino (Cuminum cyminum), Eucaliptus (Eucalyptus globulus), Geranio (Pelargonium graveolens), Cedro virginia (Libocedrus decurrens), Cedrón (Lippia triphylla), Hinojo (Foeniculum sativum), Hisopo (Hyssopus officinalis), Labdano (Cistus ladaniferus), Lavanda dalmata (Lavandula angustifolia-var. dalmacia), Lavanda mont blanc (Lavandula angustifolia),Lemongrass (Cymbopogon citratus), Lavandin abrialis (Lavandula angustifolia x latifolia-var. Abrialis), Menta (Mentha piperita), Mirra (Commiphora myrrha), Naranja (Citrus aurantium), Patchouly (Pogostemon patchouli), Pino (Pinus sylvestris), Rosa centifolia (Rosa damascena), Sándalo misouri (Santalus album), Sándalo amyris (Amyris balsamifera L.), Tomillo (Thymus vulgaris), Vainilla (Vanilla Planifolia), Vetiver (Vetiveria zizanoides).

Crema para manos de Benjuí.
Acá paren las rotativas señores, que les quiero contar acerca de la mejor crema para manos que probé en mis 28 otoños (que ya van a ser 29!).
Qué dice Madreselva? “Suaviza, hidrata y nutre las manos secas. Protege la piel agrietada. Se absorbe rápidamente, dejando un delicado aroma a jazmín. Con Aceite Vegetal de almendras dulces, Aceite Esencial de benjuí, extracto de avena y Esencia Natural de jazmín.”
Ahora les cuento qué opino yo: ES MÁGICA. De textura algo pesada, que al masajearla sobre manos y cutículas se absorbe muy rápido y mantiene la humectación a lo largo del día.
Me cambió la piel de las manos. La recomiendo y la regalé mucho para las fiestas porque es buenísima. Incluso mejor que la de Natura de Castaña, que para mí era como lo mejor de lo mejor. Pero ahora tengo otro favorito!
El único punto “malo” es que viene en frasco de vidrio porque los aceites esenciales se conservan mejor en esos envases. Pero la hace poco práctica (desde mi punto de vista) para llevar en la cartera. Igual hasta donde sé, le iban a cambiar el envase. Veremos.
Igual, anótense: es buenísima!
El precio es de $110 los 60 ml. Yo la tengo hace 6 meses y voy por la mitad del envase.
Les dejo los ingredientes: agua, aceite de prunus dulcis (almendras), extracto de avena sativa, glicerina vegetal, aceite de styrax benzoin (benjuí), aceite de lavandula angustifolia (lavanda), fragancia natural de gardenia jasminoide, alcohol cetearílico, cetearil sulfato de sodio, ácido cítrico, bórax.

Aceite de Jojoba.
Los aceites vegetales en Madreselva se extraen por primera prensada en frío.
Qué dicen de este producto: “Regenerador cutáneo para todo tipo de piel. Es una cera vegetal líquida. Potente regenerador celular, indicado para contrarrestar el envejecimiento de la piel. Puede utilizarse en pieles grasas por no dejar residuos grasos. Sirve para atenuar estrías, flaccidez, manchas y grietas en la piel. Es el favorito para masajes, utilizado como vehículo para diluir los aceites esenciales”.

Lo uso para desmaquillar la piel cuando tengo un maquillaje muy cargado y a prueba de agua y sinceramente, desmaquilla muy rápido y fácil. Además, no me pasa como con el aceite de almendras que la piel queda un poco oleosa (yo tengo piel mixta), con este todo lo contrario. Lo enjuago con algún limpiador suavecito o con un poco de agua tibia y ya está. Y lo mejor es que no necesito ponerme hidratante después porque la piel queda espléndida. Me sorprendió!

Y de paso, les muestro dos productos que adquirí yo:

Shampoo de Mejorana. 
Madreselva dice que es para cabello seco, lo elegí por eso, pero tienen para otros tipos de cabello. Tiene aceite vegetal de Germen de Trigo, aceites esenciales de Mejorana y Sándalo y extracto de Caléndula.
El precio es de $175 los 500 ml.
Creo que después de todos los aceites esenciales que compré, esto fue lo segundo que probé de la marca. Me arriesgué  y compré directamente el de 500 ml porque la diferencia con el de 250 ml es insignificante.
Cuestión que, como viene en un frasco grande de vidrio y yo soy muy torpe, lo cambié a otro más chiquito para poder usarlo en el baño y no salir herida. Pero la cantidad de producto bajaba impresionantemente, adivinen por qué? Mi novio se adueñó del shampoo y lo usó él!
En su cabello, funcionó porque él tiene dermatitis seborreica. Le desinflamó mucho el cuero cabelludo y cambió para mejor el cabello. Obviamente, lo usó hasta cansarse así que le creo que le sirvió porque sino lo hubiese abandonado.

Pomada de Mejorana.

Les dejo lo que dice Madreselva de este producto: "Fórmula medicinal ultra concentrada. Alivia el dolor de músculos contracturados y espasmódicos. Incrementa la flexibilidad y la capacidad de movimientos, previniendo y reduciendo el dolor resultante de las lesiones deportivas. Relaja los músculos sometidos a un trabajo excesivo, calma el dolor de torceduras y esguinces. Combate la inflamación reumática y molestias de las articulaciones, neuralgias, ciáticas, etc. Con Aceite Esencial de MEJORANA y Extractos de MELISA y MANZANILLA".

Es una maravilla para las contracturas. Lo bueno viene en frasco chico! Tuve una inflamación del ciático y mientras esperaba un par de días a que los corticoides me hicieran efecto usé esta pomada. Hace falta muy poquito y les juro que alivia enseguida. Y eso duele montones! La usé mucho para la fibromialgia y los dolores que trae y también me ayudó. Sin dudas, volvería a comprarla.
Salen $120 los 30 grs. Pero rinde una barbaridad. Incluso la he mezclado con otras cremas para vehiculizarla y sirve igual. Excelente.

Bueno, llegando al fin de esta maratónica reseña, algunas cosas que me han quedado por aclarar (creo):
  • Todos los productos son elaborados con ingredientes naturales y de origen vegetal.
  • No contienen ningún producto derivado de animales.
  • Están libres de aceites minerales, aditivos y conservantes tóxicos.
  • Los aceites vegetales y aceites esenciales son puros, naturales y de excelente calidad.
  • Los extractos vegetales son elaborados con plantas orgánicas.
  • Utilizan sal de mar (no refinada).
  • Las materias primas cosméticas (emulsionantes, gelificantes, espumantes, conservantes) son todas aptas en cosmética natural, inofensivas para el cuerpo y para el planeta.
  • Todos los productos, se fabrican a partir de la demanda. O sea, lo que reciban, va a estar recientemente hecho, lo que asegura que el producto esté en buenas condiciones. Si los guardan lejos del calor y la luz, les pueden durar varios meses, pero no se aconseja que superen el año (por eso los envases con poca cantidad).
Los productos pueden adquirirlos por revendedoras o por encomienda si son del interior. Les dejo el contacto de la página de ellos y de mi adorada revendedora platense.

Facebook de Madreselva: https://www.facebook.com/madreselvanatural/?fref=ts. Ahí pueden consultar por revendedoras y ver el catálogo de productos. 

Y en La Plata, les dejo el contacto de Zeli: https://www.facebook.com/cosmetica.natural.la.plata/?pnref=lhc

Bueno, espero que les haya gustado y servido esta reseña! La verdad es que me sorprendió gratamente la marca, y sobretodo, me gustó saber que atrás de la empresa hay gente que se preocupa todos los días por mejorar sus productos. 
Quiero agradecer a Jazmín por haber sido tan paciente con la reseña y no condicionarme en absolutamente nada para escribir. Escribir con libertad de opinión es la mejor manera! 

Si conocen algo de la marca cuéntenme. Espero sus comentarios, quiero saber qué les pareció!

Besos, Maru. 






lunes, 13 de febrero de 2017

Favoritos de verano ❤

¡Hola hermosuras! ¡Como extrañé este lugar!

Pasaron cuatro meses desde la última entrada. Meses que usé para sanar heridas emocionales y corporales desde la última vez que escribí en este Blog, y para mudarme, estudiar, rendir, planificar el casamiento y trabajar. No encontraba un hueco de tiempo para escribir, pero esta entrada surgió de a poquito en los ratitos libres y bueno, ¡acá estoy!
Elegí contarles sobre mis productos preferidos del verano que todavía estamos pasando y estación que estoy, como siempre, detestando profundamente, porque el verano en La Plata es una estación húmeda y pesada, nada linda de pasar. Por eso me caso en otoño, donde espero que al menos, haya menos humedad y calor.
Dicho esto, empecemos, que hay mucho por contarles!

-BKD 2 Phase instant conditioner.
Promete que “Desenreda, hidrata, suaviza y aporta brillo instantáneo al cabello”. Cumple con todo eso.
Me ayuda muchísimo a desenredar el cabello (que tengo bastante fino de por sí) después de la ducha. Realmente es un producto que rinde bastante. Yo tengo un largo de cabello considerable (lo estoy dejando crecer para el casamiento) y es difícil de peinar cuando está mojando. Ya sé que el pelo no se peina mojado porque está más débil, pero a veces necesito salir rápido y bueno, lo peino. En fin, que me enredo yo escribiendo, un producto rendidor, que me funciona y que además deja un perfume en el pelo hermoso. 
Precio: $221.

-Neutrógena Sun Fresh FPS 50.
Mi protector solar preferido en el último tiempo, y tratándose de favoritos de verano, tenía que haber un protector solar.
Tiene una textura que al principio parece pesada, pero conforme se va aplicando, se hace más liviana y se absorbe rápido. El aroma que deja no me molesta, no es algo invasivo, pero si se pudiera lo sacaría. 
En el rostro tengo piel mixta y en el cuerpo seca. Lo usé para ambas zonas y sinceramente, no me quemé, ni tuve eritemas (no me puse colorada), ni nada que con cualquier protector de supermercado me hubiera pasado. Además, me pasé el verano usando renovadores químicos para manchas de la piel (la mejor época es en otoño/invierno, pero quiero tener la piel bien para mayo así que no me quedaba otra), y no me manché nada. O sea, bien aplicado y renovado, protege de diez.

Se consigue fácil, es económico y funciona bien.
¡Deme dos!
Precio: $250.

- Máscara de pestañas The Colossal Volume Express 100% Black.
Esta foto la vieron hace tiempo en Instagram, perdón por subir la misma pero no puedo encontrar la máscara! 
En verano uso poco maquillaje, incluso hay días en los que no uso nada. Pero los días que me tengo que maquillar, uso lo imprescindible. Dentro de ese grupo para mí habría pocos productos: corrector, alguna BB cream o base muy liviana, rubor, delineador y máscara de pestañas.
Siempre busco máscaras que no sean waterproof para que no me cueste retirarlas después, pero lo que me cuesta encontrar es alguna máscara que no sea a prueba de agua y me mantenga el arqueado (porque lo reconozco, tengo pestañas lacias de vaca).
Hasta que encontré esta maravilla. Mantiene el arqueado, es negrísima, dura todo el día aún en la humedad terrible de La Plata y es muy fácil de sacar después.
La amé. Y la recomiendo sin pensar!
Precio: $230

- Nivea Creme.
La latita/frasquito azul de toda la vida. Una crema densa, densa que sirve para montones de cosas (si quieren puedo escribirles una entrada sobre los usos que yo le doy).
Para lo que más la usé en este tiempo fue para aplicar sobre los pies y suavizarlos. Como los expongo muchísimo más en el verano por usar calzado descubierto se me reseca muchísimo la piel. La aplico a la noche con un masaje y al otro día, piel de bebé.
Es muy barata, rinde mucho y si está en el mercado hace tanto tiempo, por algo será!
Precio: $35.

- Nivea Q10 Piernas relajadas anti-celulitis.
Nivea no me regaló ninguno de los productos que menciono en este post, lo juro. Pero nobleza obliga, son buenos y se los tengo que contar.
Esta crema que viene en tamaño familiar, la compré sin expectativa. Necesitaba una crema que fuera algo hidratante y que me salvara de un apuro en un viaje de pocos días.
Relaja las piernas cuando tengo la sensación de pesadez por caminar mucho o tener los pies hinchados y tiene un efecto fresco muy agradable.
La textura es de crema-gel, con lo cual se absorbe rápido y deja la piel muy suave.
Lo de “anti celulitis” se los debo, porque magia no hace, pero me gustó tanto que aproveché una promoción de Farmacity y la compré para tener repuesto.
Precio: $100.

- Acondicionador Natura Plant “Hidratación reparadora”.
Otro producto por el que no daba 10 centavos. Lo probé porque estaba guardado y necesitaba un acondicionador en el momento. Me encantó el resultado.
Promete “cabello suave y brillante todos los días” y cumple en eso. Además me ayudó a tener el pelo más manejable y con menos frizz.
¡Repetiría!
Precio: $125


- Fragancia alternativa de Millanel (imitación de “Radiance” de Britney Spears).
¡Aplausos para mí que tiré la caja en la mudanza! No les iba a mostrar el frasco porque sino no lo ubican más en el catálogo. Espero que la imagen sirva de algo. 
¡AMÉ esta imitación! Es muy parecida a la versión original y me dura bastante en la piel.
Las notas del perfume original son: bayas rojas, nardo, jazmín, azahar, iris y almizcle.
Es una mezcla de dulce, pero fresco y flores blancas en mi idioma. Soy un desastre describiendo fragancias, perdón! 
En fin, lo elijo por la duración que tuvo en mi piel en la que nada dura y porque a cada lugar donde fui la gente me preguntó qué perfume era.


Precio: $160.

Bueno, esto fue un resumen muy breve de lo que estuve usando mas estos meses. Pensé en productos que se pudieran conseguir en todos lados. Obviamente tengo productos más "profesionales" pero pensé en dejarlos para otros posts. Hoy les muestro cosas que están al alcance de la mayoría. 

Y ahora, cuéntenme sobre sus favoritos actuales! Que me interesa mucho leerlas :)

Espero que tengan una semana hermosa. 

¡Que lindo estar de vuelta! 

Besos, Maru.