jueves, 14 de mayo de 2015

Hola, tengo Fibromialgia

El martes fue el Día Mundial de la Fibromialgia y del Síndrome de la Fatiga Crónica. 
Cuestión que desde unos días antes, estaba pensando en escribir sobre eso acá pero no me iba a dar el tiempo (el 12 rendía el final del día D, del cual todavía no tengo la nota, ansiedad mode ON), pero pensaba que no le iba a interesar a nadie, y lo iba a escribir al divino botón. 
Ayer lo mismo, que para qué lo voy a escribir, que no iba con el Blog, y bla bla bla. Y hoy llegué al punto de "lo voy a escribir porque por ahí le sirve a alguien, y porque si, y porque el Blog está para eso, y porque quiero y porque y punto". 
Y acá estoy, para contarles que tengo fibromialgia, qué se siente, cómo hago para vivir y esas cosas. 

Empecemos por el principio. En resumen, la fibromialgia es una enfermedad reumática que tiene dos mil síntomas (bueno, no 2000, pero sí son muchos), que presenta un cuadro de dolor generalizado y cansancio constante. Eso en criollo.


Es una enfermedad que no se ve, de hecho todas las pruebas que a uno pueden hacerle salen impecables, por lo que la mayoría de los médicos cuando ven los resultados concluyen que debe ser una tendinitis, te mandan algún antiinflamatorio que te hace pelota el estómago y chau pichi, acá no pasó nada más. 
Pero duele. Duele como si te estuvieras prendiendo fuego. Duele como una inflamación de una articulación, pero la articulación esta perfecta. Duele como si fueran pinchazos constantes. No se me ocurre otra manera de describirla. 
El punto esta en conseguir un médico que más o menos esté informado y sepa que existen "puntos gatillo", que son estos:


Son 18 puntos de dolor que el médico, aparte, tiene que "saber" tocar, no basta solo con presionarlos. Con 11 positivos para el dolor, se confirma el diagnóstico. Si yo me toco alguno del trapecio, por ejemplo, no me duele. Pero todas las veces que me revisaron para ver si era cierto que tenía fibromialgia terminé llorando. Es indescriptible el dolor. 

Terminé de confirmar que tenía fibromialgia hace 3 años, pero hace 7 más o menos que mi doctora de confianza tenía la sospecha. Arrancó porque me recomendó un medicamento para la migraña y a los 15 días fui de nuevo a controlarme y le dije que además de sacarme el dolor de cabeza me había hecho sentir mejor "en general". Hasta ese momento para mí yo era una persona que se acalambraba mucho (se lo adjudiqué al hipotiroidismo), o que se contracturaba muy seguido (me compré un montón de almohadas porque para mí dormía en mala posición o algo, no podía ser que me despertara todos los días contracturada). Para ella yo ya tenía alguna enfermedad del grupo del reuma, no sabía cuál, arranqué con los estudios, iba y venía, hasta que me dio el diagnóstico y ahí pudimos acordar un tratamiento y eso. 
A mi me duelen, principalmente, las manos y desde la cabeza hasta la cintura. No me imagino ni siquiera, como debe ser escribir en la compu y que no te duela. 
Puedo tomar medicamentos para el dolor, pero le bajan la intensidad, no he probado nada que lo haga desaparecer. Probablemente me vaya a lamer sapos a África con Homero en breve (lo pensé o lo escribí? xD ).
Tampoco puedo dormir, me cuesta mucho dormirme y no despertarme. Y si duermo de corrido, me despierto cansadísima. Es un sueño no reparador, que es el otro síntoma del que se agarran los médicos para diagnosticar. 
Tampoco me puedo acordar, por ejemplo, que hice ayer con claridad. Tengo que hacer un esfuerzo realmente muy consciente de acordarme cosas. Llevo un anotador everywhere porque de algo me olvido SIEMPRE. Tengo dificultades para concentrarme, soy como Homero cuando ve un auto azul, esto se conoce como "niebla mental", hay gente incluso que no recuerda dónde estaba yendo mientras está manejando, por suerte a mi no me sucede a tal nivel.
No me puedo quedar en la misma posición mucho tiempo (el examen del martes me llevó 3 horas de estar sentada escribiendo, no me podía parar y tuve que moverme de a poco, como si el cuerpo se me hubiera dormido y estuviera acalambrado. Ni hablar del dolor posterior).

En resumen, duele como el mismísimo demonio. La mayoría de los días son buenos (en mi caso), hay pocos en los que no necesito medicación, pero por suerte puedo mantener el dolor a un nivel "tolerable". Me ayuda montones hacer ejercicios suaves, como el yoga, aunque sea hacerlo con un video en Youtube, o hacer meditación y tratar de bajar un cambio porque además, por si fuera poco, otro de los síntomas asociados es la ansiedad. Todo lo que sea relajante me ayuda mucho.
Para el dolor, le declaro el amor incondicional a mi bañera. Cuando no doy más, baño de inmersión, un masaje con alguna crema relajante y temperatura alta (porque además, tengo frío todo el tiempo).
La llevo lo mejor que puedo, aparte me ayuda mucho tener familia, amigos y un equipo médico que entiende lo que puedo, lo que no puedo y lo que no quiero sobre todas las cosas. 
Conocí muchos médicos para los que la enfermedad no existe y como dije, te dan ibuprofeno y dos días de descanso, pero creo que lo importante es seguir buscando y no bajar los brazos (aunque si me estás leyendo, y tenés FM, bajalos un rato, sabés que te va a doler más tarde! jaja).
Le pongo todo el humor que puedo porque es la vuelta que le encuentro a sobrellevar los días lo mejor que puedo, espero que a nadie le moleste.

Lo que te voy a pedir, es que si conocés a alguien que te diga seguido "me duele todo", o "estoy cansado", le hables de esto y le recomiendes consultar a su médico sobre esta enfermedad, sinceramente con tratamiento (y no hablo solamente del tratamiento farmacológico), se puede sobrellevar mucho mejor. 
La otra cosa que te voy a pedir, es que por favor, pero porrr favorrr, nunca le digas "No estás enfermo", o "pero si no se te ve mal!". Eso desata una ira interna muy poderosa. 

Como es una enfermedad relativamente "nueva" en el diccionario médico, tenemos que seguir esperando que se investigue, que se aclare qué la causa y cuál es el mejor tratamiento. 
Ojalá no haya que esperar mucho.


No es una entrada para contarles en modo víctima como la vida me levanta a latigazos. Es más para que contarles como me siento yo y cómo hago para llevarla lo mejor que se pueda.
Con que a una persona le haya interesado, o mejor, lo/a haya puesto a pensar, misión cumplida. 

Conocen a alguien que tenga FM? O habían escuchado sobre esta enfermedad?
Me encantaría leer sus comentarios más que en ningún otro post, a ver qué piensan :)

Besos, y si me leyeron hasta acá, muchas gracias. 

Maru.

lunes, 4 de mayo de 2015

[Swatch] Kissy, de Sinful Colors. Y la traición del muy maldito.

Hooola muuundo!
Al fin les puedo escribir! 
Hace algunas semanas que vivo medio a los apurones porque estoy entre que me enfermo cada dos por tres porque casi no tengo defensas y que en el tiempo que no me enfermo tengo que hacer las mil y una cosas que no hice mientras estaba confinada en la cama hecha un bollo. 
Pero bueno, me hice un hueco en el tiempo y mate de por medio a las 9 y media de la noche, acá estoy, escribiéndoles un lunes como para que en el archivo de Mayo haya por lo menos una entrada guardada y la bola rodadora de pasto deje de pasar por este Blog.

Hoy les vengo a contar sobre Kissy, de Sinful Colors.
A este señorito lo vi en un Farmacity y fue amor a primera vista. Se acercaba el día de la mujer y Novio me lo regaló entre otros esmaltes.
Es un esmalte verde oscuro repleto de microshimmer dorado.
Viene con pincel chato como todos los Sinful, lo que por lo menos a mi, me soluciona mucho el esmaltado en si. 

Al día siguiente, me decidí a usarlo y apliqué previamente dos capas de base coat, y dos de base peel off como para poder sacármelo fácil. 
Les muestro como queda con esas 4 capas de base y dos del esmalte en cuestión:
Foto sacada en interior con luz directa. Las manchas en las cutículas se venden por separado, pero estaba muy enojada y muy apurada como para sacármelas. 

Foto sacada en el exterior con luz indirecta.
Las manchas de los alrededores están justificadas por lo mismo de la foto anterior.

Bueno, cuestión que le dí dos capas y era translúcido como él solo, se me seguían notando las manchitas blancas de las uñas y no me gustaba nada. Pensé que me lo iba a tener que sacar y a usarlo sobre otro esmalte verde de base, como para reforzar el tono.
Como tenía las 4 capas de base (2 de peel off y 2 de base común), al otro día a la mañana me lo saqué. Primero me saqué el esmalte de la mano derecha. Me horroricé y corrí a sacarles las fotos que ustedes están viendo ahora. 
Estas son mis uñas de la mano derecha 5 horas después, con pulido suave (no me las puedo pulir demasiado porque tengo las uñas muy débiles por medicación) y mucho cepillado de uñas:

Tengo las uñas verde Hulk.
No sabía que hacer, si enojarme, llorar o todo junto. Sé que puede sonar extremista, pero realmente tenía que tener las manos presentables a los pocos días para preparar a una novia y siempre que maquillo voy con las uñas pintadas de colores claros, cosa que evidentemente iba a ser imposible. 
Entre tanta desesperación, escribí al Facebook de Revlon  (que es la marca que importa Sinful Colors), y al Facebook de Sinful Colors, les mandé la foto, y les dejé mi mail.

A los dos días tenía la respuesta, me pidieron un número de teléfono y me llamaron. 
Les conté la historia de pé a pá y me prometieron volver a comunicarse a los pocos días. Sinceramente no pensé que me iban a volver a llamar, pero me llamaron al otro día para pedirme una dirección por donde pasar a buscar al Kissy traicionero y averiguar en el laboratorio qué había salido mal. 
A los 4 días me tocaron timbre, bajé con el esmalte y un señor me dio una bolsita que decía Revlon y esmaltes dentro como compensación.

Quiero aclarar que en ningún momento les dije que tenía un Blog, ni que los iba a prender fuego, ni nada de lo que podría haber hecho. 
Solamente les dije, después de haber enviado a Kissy de vuelta a su laboratorio que les agradecía mucho la atención que me habían brindado y que la reseña la iba a hacer igual, pero sacando de bueno la atención al cliente de Revlon y hundiendo a Kissy por ser un esmalte que me rompió el corazón como a una quinceañera.
Estamos a Mayo y todavía tengo una uña manchada. Las estoy puliendo muuuy de a poco para no mandarme macanas. 
Quiero aprovechar para agradecer a Yamila y a Clara por la atención que me brindaron. En un momento me encontré casi gritando a un lado del teléfono "¡Pero tengo las uñas veeerdeees!" y ellas me escucharon igual (y creo que me entendieron muchísimo más de lo que me hubiera entendido un hombre que nunca se pintó las uñas).
Si toda la atención al cliente fuera así, my god...

Bueno, en resumen, esa fue mi historia con Kissy. Podrá ser muy lindo, pero mancha que dá calambre por más capas de pongan de base. Una lástima, porque era taan lindo =(

Bueno mis hermosuras, las dejo hasta después de rendir la semana que viene. Tengo un final de esos complicaditos y necesito todo el tiempo que pueda tener para estudiar. Manden buenas ondas!
Y síganme por Facebook que ando más seguidito por allá. A la izquierda, en la columna están todas mis redes sociales.

Besos a montones, prontito les escribo!

Maru.