viernes, 11 de septiembre de 2015

Reseña: Corrector Revlon Photoready.

A veces me gusta reseñar productos que no sean novedad, algo que haya salido hace tiempo pero que todavía sea conseguible. 
Hoy le toca el turno a este corrector de Revlon, de su línea Photoready. 

Sí, le saqué la foto en su empaque original. Que no se los vendan sin sello de seguridad!

Es un corrector en barra, cremoso, que se difumina fácilmente y permanece tanto en la piel como en el contorno de los ojos por 6 horas sin sellar. No se me acumuló en los pliegues, aunque en por estos días tengo la piel super seca, así que si ustedes tienden a tener la piel normal o algo grasa, va a ser necesario que lo sellen para que no se acumule en las líneas de expresión.



A Argentina llegaron 3 tonos, el Light, el Light/Medium y el Medium. Yo tengo el más oscuro y es el que les muestro. 


Tiene subtono amarillo y eso me ayuda a neutralizar el tono de mi ojera. El Light tiene subtono rosado, y creo que el Light/Medium también. Si alguna tiene esos tonos le pido que me lo deje en los comentarios para actualizar la entrada. 

Me gusta porque es fácil de trabajar. Generalmente, les huyo a los correctores en barra porque para el área de la ojera son bastante "duros" y no me gusta tironear demasiado en una piel tan delicada. Pero este corrector se difumina tan fácil y la piel queda como siliconada, suavecita. 
Es de cobertura media y permite construir la cobertura en capas sin quedar acortonado. 
Les muestro como queda con una capa en la ojera y en el párpado superior:
Perdón por la foto, ni siquiera me había arreglado las cejas, y no puedo mirar a la cámara porque por estos días me mareo fácimente. Pero creo que la foto sirve para mostrarles como cubre con una capa. 
En Farmacity, el precio es de $136, 25. 
Yo lo volvería a comprar. Se usa muy poco para lograr cobertura y los 3,2 gramos que trae rinden mucho.

¿Ustedes lo probaron?
Besos y buen fin de semana! 

Maru. 

martes, 8 de septiembre de 2015

Expo Estética 2015: Yo no voy.

Como la mayoría sabrá, dentro de pocos días se realiza la Expo Estética nuevamente, y el gallinero está alborotado con todas preparando listas para ir y no perderse nada. 
Este año, yo resolví no asistir.


Estoy logrando no acumular más cosas. Tengo productos sin abrir que compré el año pasado y los productos que fui necesitando los fui comprando en las distribuidoras con el descuento profesional. Sinceramente, no necesito nada.
Además, en la Expo del año pasado (les dejo mi reseña acá), no hubo muchos descuentos, ni ofertas como para aprovechar, ni nada que me tentara. Compré rapidito y lo mejor del día fue ver a gente que quiero. 

Este año, como saben, la salud me tiene a mal traer (¡Igual voy saliendo a flote!), y lo cierto es que movilizarme hasta allá (el viaje es corto, como de una hora y algo, pero a mi cuerpo lo cansa bastante el trajín de todo el día), más la nafta, más el estacionamiento, más el almuerzo, más todo lo que gaste por fuera de la Expo en sí, hace que no me convenga ni un poco ir hasta allá (aparte tendría que ir el domingo porque el sábado se trabaja, y el domingo en la Expo suele ser un caos de señoras que te empujan y te aprietan).

Es un milagro, lo se. Mi novio todavía me mira con cara de asombrado.
Pero yo decidí no ir porque no quiero seguir acumulando y no me conviene, en cortas palabras. 

Igual les dejo mis recomendaciones del año pasado para ir. 
Y les recomiendo que compren: 
Y bueno, creo que eso fue todo, si tienen dudas sobre algún producto me avisan en los comentarios (que prometo responder raudamente).

¿Qué les parece mi decisión de no ir para no acumular productos de más? 

Si ustedes van, cuéntenme que piensan comprar, esquiven bolsas de Fiorella y les deseo toda la suerte del mundo. ¡Y a gritar Esparta y a atacar!


Les mando un beso enorme, tengan buena semana.

Maru.