miércoles, 2 de agosto de 2017

Te cuento un poquito sobre mi boda. ❤

Hola corazones, que alegría poder estar escribiéndoles nuevamente!
Han sido muchos días de tener que dedicarme a otras cosas y no podía hacerme un ratito para pasar por acá, y la verdad es que extrañaba horrores escribir en mi rincón.
Hace algunos meses les contaba cómo preparé mi casamiento (que fue en Mayo), pero nunca llegué a contarles cómo fue esa semana! 
Así que hoy, y como para retomar la rutina, les cuento algo de mi boda. 
Háganse un tecito o algo rico para tomar que viene para largo!

Arranquemos por el principio: mi casamiento fue en otoño, de noche y me casé por Civil y por Iglesia (un miércoles y un sábado respectivamente). 
Hicimos la fiesta en un lugar bajo techo por miedo a las bajas temperaturas (y menos mal que así lo hicimos porque hizo frío y hubo 98% de humedad, aunque estuve tan nerviosa que no me dí ni cuenta!). 
Casi todo lo hicimos a puro pulmón y con mucho cariño porque queríamos que la boda tuviera ese sello personal que le das a las cosas cuando las hacés con amor. Así que desde las tarjetas hasta el adorno de la torta, todo pasó por nuestra cuenta, lo que conlleva mucho cansancio y esfuerzo, pero valió la pena al mil por ciento. 
Elegimos hacer unas tarjetas informales y después de pasar algunas horas con Corel, salió esto. Las imprimimos en lo de un amigo que tiene impresora láser y elegimos los sobres en una librería. Quisimos ambientar todo en colores crudos y azul marino, así que las tarjetas ya salieron con esos tonos. 
El tema de la vestimenta fue a pedido de los invitados que necesitaban saber que era necesario que se pusieran. Lo agregamos en una tarjeta chiquita para que no tuvieran que llevar la grande a la fiesta y la pudieran llevar en la billetera o en esas carteras mini de fiesta donde el celular no cabe nunca. 
Desde el vamos, en lo que más queríamos invertir era en los recuerdos, así que las fotos y el video eran primordiales. 
Hicimos muchos "castings" de profesionales hasta que encontramos los que mejor nos habían caído y los que tenían el mejor trabajo a nuestro parecer. Acá les doy el primer consejo, busquen hasta el cansancio pero vean todas las opciones que puedan porque eso es lo que va a quedarles. En diez años nadie se acuerda si de entrada cenaron canapés de ciruelas, pero ustedes pueden seguir mirando las fotos y acordándose de ese maravilloso día. 
Bueno, retomo. Revisamos fotos y videos de mucha gente hasta que encontramos "el equipo". Antes de eso, vimos de todo. Desde fotógrafos de dudosa calidad que nos cobraban $1500 y entregaban 300 fotos, hasta gente de video que lo único que podía ofrecernos eran 20 minutos "como mucho" entre todo (civil, preparativos de iglesia, iglesia y fiesta). Una vez que los encontramos decidimos sumarle a todo ese paquete una sesión de fotos previas para usar esas imágenes en lugares como cerca de la torta, o en los souvenires, y también las pusimos a los costados de la mesa principal para ambientar un poco más. 
Hablando de la ambientación de la fiesta, elegimos como "tema" usar Up! (la película de Disney, si!). Cada vez que la veo me parece la historia de amor más real y sincera que Disney ha contado en 10 minutos. A las/os que todavía no la vieron, solamente les dejo unos minutos iniciales para que se puedan ubicar un poco más: 
-Advertencia, es triste!-

Bueno, arranquemos por el civil y voy contándoles por pasos porque sino me voy a olvidar de algo, seguro.
Para la ceremonia civil ya sabía qué me quería poner desde el día posterior al compromiso (casi un año y medio antes de la boda). Elegí un vestido azul marino tipo Pin Up con falda plato, escote bote y escote en V en la espalda. Le agregué una faja con perlitas que le bordé y lo llevé con stilletos nude. 
El ramo lo hice la noche anterior, tardé 10 minutos y salió esto:
El tema del ramo fue complicado porque no encontré a nadie que quisiera hacérmelo y traerlo hasta mi casa el día de la fiesta (coincidamos en que yo no quería salir a hacer muchas cosas ese día para no llegar cansada a la noche). Así que terminé haciendo el del civil yo, y el de la iglesia me lo armó mi mamá una hora antes de la ceremonia. Fue muy lindo porque yo armé su ramo cuando se casó y ahora ella armó el mío 😊.

Las flores, para aquellas que estén en la duda, llegaron desde dos lugares distintos. Las del civil, fueron un regalo de Rodrigo en un tremendo ramo el día anterior y las de la iglesia y la fiesta las fue a buscar mi mamá al mercado de flores. Así que por mucho, mucho menos dinero del que me pedían por los dos ramitos, terminé consiguiendo tres ramos (civil, iglesia y el que tiré en la fiesta) y toda la ambientación de la fiesta. 
Para que se den una idea, mi casa el día anterior al casamiento, estaba así: 

El civil fue maravilloso. Nos tocó una jueza divina que me hizo lagrimear un montón y dejó hablar a familiares y amigos. Nos acompañó mucha gente y terminé con arroz hasta en las orejas, pero valió la alegría y la pena, todo junto. 
Hicimos unas bolsitas de papel en las que imprimimos nuestros nombres y la fecha, y adentro les pusimos arroz y unos pompones rojos de fieltro para que le dieran color a las fotos. No elegimos pétalos para que no mancharan la ropa. 
Como nota de color, les cuento que me levanté, me maquillé en 15 minutos (si, me maquillé yo para la iglesia y el civil, que me maquillara una colega me daba una cuota extra de nervios, porque me iba a terminar metiendo demasiado en el trabajo de otra persona y no quería. No hice prueba de ninguno de los dos maquillajes porque no hubo tiempo pero quedaron impecables. En casa de herrero, cuchillo de palo!) y me fui a la peluquería donde me encontré con una amiga del alma que fue mi testigo. Nos preparamos juntas, lloramos, nos reímos, me cambié y cuando llegó el momento del labial me dí cuenta de que me lo había olvidado arriba de la mesa de mi casa! El horror!  Por suerte las chicas de la pelu me salvaron y me prestaron dos tonos, los mezclé y voilá! Tono perfecto. 
Luego de la ceremonia y el arroz, encaramos de La Plata para Capital (56 kms) y almorzamos con testigos y padres. Para volver, quedamos en medio de una manifestación y tardamos cuatro horas en llegar a casa. Pero estaba tan contenta que no me importaba. 
El miércoles nos habíamos casado por Civil y el jueves, tocaban los Caligaris en La Plata. Es una banda que me encanta, así que allá fuimos. Salté y me divertí muchísimo. Terminé rota porque la última semana fue caótica, pero estuvo genial.
El viernes, entregamos las cosas del salón para la ambientación, probamos videos (hicimos dos para pasar durante la fiesta, uno con fotos, típico, con amigos y familiares, y otro donde les contamos a los invitados cómo nos habíamos conocido). También terminé los souvenires (que fueron suculentas de mi colección personal), terminé una parte del cotillón, los números de las mesas, los centros de mesa, la bata que usé para prepararme (me gusta mucho coser y hacer una bata me llevó $80 y 30 minutos, y la terminé en la peluquería mientras me peinaban), elegimos canciones y ya nos fuimos a acostar para arrancar el sábado dichoso. 
Madre tejió al crochet las cintas de los souvenires e imprimimos las tarjetas en el mismo papel de las invitaciones pero con tinta negra. Algunos de los souvenires que me sobraron ya están en floración :) 
La dichosa bata de novia.
Y así me quedaron los souvenires :)
Día de la boda:
A eso de las 10am vinieron a casa a dejarme el video del salón y yo me preparé para ir a la peluquería. Me dí una ducha, exfolié mi piel, puse hidratante y salí. Me esperaban 4 horas de peluquería para lograr que mi pelo super lacio y largo quedara armadito en un recogido de princesa Disney. Dos envases de fijador, secador, ruleros, 63 invisibles y mi peluquera de oro lograron que el peinado quedara precioso y se bancara toda la fiesta impecable. 
Les dejo la única foto más o menos "digna" que tengo del peinado en cuestión. 
Yo me preparé en mi casa porque quería estar cómoda y tener todo a mano, y sabía que si me iba a un hotel, algo me iba a olvidar. Quería estar con amigas, con mi mamá, mi hermana, y pasar un rato que no me voy a olvidar en la vida. Esos nervios y cosquillas en la panza de alegría valen para ser compartidos. 
Pero la cuestión fue que tenía 20 minutos para comer algo, y maquillarme antes de que llegaran a hacer fotos y a ponerme el vestido. Así que mi hermana adoptiva me cebó los mates más emocionales de mi vida y me cortó una medialuna en pedacitos para que comiera mientras me maquillaba los ojos. Esas cosas, no me las olvido más. 

Quería tener los ojos maquillados antes de que el fotógrafo llegara porque como no había hecho prueba quizás me costaran un poco más. Al final, en 20 minutos me maquillé, comí, y estaba lista. En el medio mi casa se empezó a llenar de gente y ahí caí en la cuenta de que me estaba por casar! Nervios para regalar tenía jaja. 
Con respecto a las uñas, busqué un montón qué hacerme. No quería francesitas. No las uso nunca y no las iba a usar para casarme. Así que me decanté por un stamping simulando encaje que hice en menos de media hora y después le pedí a una amiga manicura que me pusiera esmalte semipermanente arriba y lámpara. Eso garantizaba que las uñas me duraran impecables desde el Civil hasta la Iglesia y eran un tema menos del que preocuparme. El día anterior al casamiento por Iglesia, mientras hacía los souvenires, se me reventó un pomo de pegamento (La Gotita) en la mano y cayó en mis uñas. Salió perfecto con paciencia y agua caliente y el stamping quedó perfecto. Gloria al esmalte semipermanente! 
Esas fueron mis uñitas el día del civil. El ramo del civil llevaba un corazón de madera escondido al que le puse nuestros nombres y la fecha. Porque Susanita se nace de alma. 

El vestido.
Si habré pensado en este vestido. Acá, cabeza de Susanita, pensaba en el vestido desde los tres años más o menos. Busqué mucho (se los conté en este post). Y al final, un hada madrina logró concretar mi idea.
Fue un vestido de tul de seda con corsage y cola desmontable, todo bordado en cristales, perlas, canutillos y paillettes. Como accesorios, usé una tiara, pulsera y aros con los mismos materiales del vestido. Elegí que fuera en colores de la gama del champagne porque me quedaba mejor que el plateado (tengo subtono de piel amarillo). Por suerte, pude disfrutar de las pruebas y no lo vi terminado hasta el día de la boda. Confiaba mucho en las manos que lo estaban haciendo y verlo colgado fue una sorpresa enorme! 
Mi vestido merengue de tul sin enagua. La cosa de tela más bonita que ví en mi vida.


Así era la espalda y la faja que sostenía la cola desmontable. 
Me cambié, agarré el ramo, el rosario que me prestó la mamá de una amiga (el "algo prestado"), y salí para encontrarme al amor de mi vida en el altar. 
Ese rosario de cristales de roca lo cuidé como oro líquído porque al ser mi "algo prestado" tenía que devolverlo y tiene mucho valor sentimental. Algo usado, los zapatos, que a propósito los usé el día del civil. Algo nuevo, el vestido, y algo azul, un moñito con una rosa de raso que la chica que me hizo el vestido me cosió en el interior. 
Los accesorios:
Y así lucía:


No les puedo explicar como me latía el corazón cuando empezó a sonar la marcha nupcial. Levanté el pie derecho (para empezar el recorrido a una vida nueva bien) y caminé. Los 54 pasos más largos de la historia! Jajaja. 
Fue una ceremonia preciosa, lloré lo necesario y no podría haberla soñado mejor. 
Llegó el puede besar a la novia, los aplausos, las sonrisas de todos, y a festejar!
Elegimos como canción de entrada "Don't stop me now" de Queen porque a los dos nos encanta y cuando la escuchamos dijimos "es esta" por lo que dice la letra. 
Les muestro cosas que hicimos para la fiesta. El objetivo era que los invitados se sintieran cómodos y la pasaran bien, así que de la mano de Pinterest (por favor, si se van a casar, dense una vuelta, pueden sacar mil ideas!), hicimos varias cosas para que nos dejaran mensajitos y tuvieran cartelitos de bienvenida en cada plato al sentarse agradeciéndoles por pasar ese día tan importante con nosotros. 
Hice este cartel para la entrada, compré un cartón negro y lo pinté en diez minutos a mano alzada con acrílico. 

También hicimos estos cartelitos para los platos, así cada uno podía llevarse uno a su casa. 

De Up! hicimos este buzón imitando el de la peli con cartón y algo de enduído y acrílicos de colores para que los invitados nos dejaran su mensaje en lugar de hacer un libro de firmas. Así después podíamos armar el libro con fotos del casamiento y con los mensajitos de la gente.


También hice los silloncitos de la película para la torta. Tienen un significado muy lindo, porque aunque sean distintos, es lo que cada protagonista eligió y a la vez es donde pasan más tiempo juntos. No había mejor cosa para elegir que esos sillones y con ese significado!
Elegí porcelana fría y la base la hice de tergopol para que no pesara en la torta. La torta se la pedí a mi mamá, que hace el mejor budín hamburgués del mundo y quería eso en mi casamiento. 
Nosotros elegimos no hacer lista de regalos en ningún lugar porque ya convivimos hace mucho y tenemos todo, así que dejamos una urna en el salón para que la gente nos dejara si quería, dinero ahí. 
Una amiga me dijo que como urna, usara una caja ciega, como las de votar. Así que la compré en una librería, la forré con la tela que me había sobrado de la faja del civil (acá no se tiró nada, se recicló todo jaja), y le pinté un mensaje con lapicera blanca :) 
No gastamos casi nada en eso, por ahí a alguna le sirve la idea! 
Para la mesa principal, en la que estábamos nosotros dos, elegimos hacer un cartel que dijera "All you need is love" y poner floreros de vidrio decorados con puntillas y flores naturales, algunas velas y todo sobre espejos. No se gasta nada de nada y queda bien si buscan una ambientación sencilla como nosotros. 

Durante la fiesta bailé toda la noche y me pude mover súper bien. Me cambié los zapatos ni bien entré al salón y me puse unas plataformas que me había comprado en Viamo y tenían la misma altura del taco que usé en la Iglesia. No se vieron en ningún momento y la gente me preguntó un montón qué zapatos tenía puestos de la cantidad de horas que bailé y salté.
Otro dato que les quiero aportar, sobre todo a las futuras novias que me lean, es que yo empecé a cuidarme con la comida y a hacer ejercicios para bajar de peso 3 meses antes del día D. Pero, como hicimos casi todo, durante el mes y medio anterior al casamiento, me comí todo lo que pasaba por adelante y encima comí mal (dulces, cosas pesadas, etc), y dejé de moverme porque tenía que hacer cosas del casamiento sentada. Puede sonar increíble, pero así y todo, bajé 7 kilos en el mes anterior a la boda. Tengan esto en cuenta porque tienen que tener a mano una modista de confianza que les pueda retocar la ropa en caso de que el vestido les quede grande. Consejo importante!

En resumen (si esto se puede resumir), fueron los días más hermosos que viví. Si se están por casar, disfruten cada momento. Surgen muchos momentos de cansancio si se involucran tanto como nosotros en los preparativos, pero piensen para qué los están haciendo. Se van a comprometer con la persona que aman frente a la gente que quieren. Pocos momentos lindos como ese se me ocurren.
Yo lo viví a tope, disfruté todo. Después me tomó una semana entera recuperarme, pero definitivamente, me volvería a casar así mil veces más. 
Todo esto no valió la pena, valió la alegría. 💕

Creo que les conté la mayor parte de las cosas, si se me olvida de algo me escriben en comentarios. 

Que lindo se siente estar de vuelta y con algo tan bonito. Espero que les haya gustado el post. 

Un beso enorme a cada una que haya llegado hasta acá, y como siempre les digo, gracias por regalarme un ratito de su tiempo. 

Que tengan linda semana!

Maru. 

18 comentarios:

  1. Hola Maru!! que linda experiencia, es verdad que las bodas hechas a medida son las mejores, esas uñas me enloquecieron!!! me quede con ganas de ver el peinado luego de la descripción de 63 invisibles! jajajajaj Gracias por compartir algo tan importante! Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lu! A tu pedido, recién subí la única foto más o menos pasable que tengo del peinado :)
      Fue hermoso, me volvería a casar, con todo lo que implicó, mil veces más!
      Un abrazo grande!
      Y gracias por pasar!

      Eliminar
    2. Ese peinado es soñado!!! estabas hermosaaaaaaaa

      Eliminar
  2. Maru ¡Qué hermoso post! Me salió un lagrimón además trabajaron tanto, se nota que todo está hecho con muchísimo amor. Les deseo una hermosa vida juntos, y muchísima felicidad cada día.

    ¡Un beso muy muy grande!

    PD: Aún no me animo a ver la peli de Disney, tengo miedo de ponerme muy triste ¡Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meli!
      Muchísimas gracias! La verdad es que le pusimos mucho amor y mucha garra! Días de dormir poco pero de disfrutar mucho :)
      Mirá la peli de Disney, no te vas a arrepentir.
      ¡Un beso enorme!

      Eliminar
  3. Hola Maru te sigo x face hace mil me re encanto este post sos una amorosa todo te quedo bello muchas felicidades!!! Xime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por pasar!
      Y gracias por los elogios hacia las cosas del casamiento :)
      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  4. ¡El vestido es una preciosidad!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hermoso toooodooo!!! Lamento no haberlo podido ver en vivo, pero soy infinitamente dichosa de que me hayas considerado para estar... todo se ve perfecto (y aún me falta ver las fotos y video ;) ) sobre todas las cosas porque se nota ese amor y dedicación que tienen las cositas hechas x uno.... no hay nada como lo que producen nuestras propias manitos, quedan con esa impronta de sentimientos que aportan una calidez e imperfecta perfección únicas
    Amo leer que todo saliese tal y como lo soñabas y que puedan atesorar ese recuerdo por siempre

    Te quiero, bombona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Majito de mi alma!
      ¿Cómo no los iba a tener en cuenta? Cuando quieras nos juntamos a ver video, fotos y lo que tengas ganas. No pudiste estar ahí pero por lo menos vas a ver una partecita de lo que fue.
      Y quién te dice, que no se viene la renovación de votos dentro de poco! Jajaja.
      Miles de gracias por tus buenos deseos y palabras.
      Te quiero un montón!

      Eliminar
  6. que lindo todo Maru! y que lindo también que te hayas hecho vos misma tantas cosas, quedaron preciosas y ademas te ahorras muuucha plata. El vestido me encanto parecías una princesa!!
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Connie! Muchas gracias!
      La verdad, es que no pensé en la plata que ahorramos hasta después de hacer cuentas en el post casamiento. Todo lo que hice, lo hice porque no encontré quién lo hiciera en La Plata así que puse manos a la obra, y salió bastante aceptable jaja.
      Muchas gracias por los elogios!
      Un beso enorme!

      Eliminar
  7. Hola Maru, me encanto como organizaste tu boda, que lindo se ve todo, me encanto los vestidos y todo jaja muchos besos y enhorabuena por tu boda💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kistiñe!
      Muchas gracias!
      Los vestidos fueron pensados desde el minuto cero! Jaja.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  8. Hermosas fotos y muy ñindos detalles. Los souvenirs de mi boda fueron parecidos, unos bambú de la suerte en recipientes de vidrio con cuarzo blanco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran! Muchas gracias por tus lindas palabras :)
      Quiero ver una foto de tus souvenires! Seguro que eran preciosos por lo que contás!
      Besotes.

      Eliminar
  9. ¡Hola bella!
    Que hermoso post. Realmente sentí tu emoción, y el amor y dedicación con el que hicieron todo.
    Gracias por compartirlo.

    Beso grande.
    Em-

    ResponderEliminar


Gracias por dejarme tu comentario, todos son bienvenidos, cortos o extensos.
No van a encontrar la opción para comentar como anónimo, pero tienen la opción de comentar con Facebook mas abajo.
Si tenés alguna duda o sugerencia, dejala acá, responderé lo antes posible.